Las Mujeres de KZero

Con la colaboración de POLLOS KZERO

En el Día de la Mujer Paraguaya, decidimos homenajear a ellas, a nuestras mujeres. A las que con su perseverancia, cariño y dedicación, hacen que todo sea mejor. Ellas son los motores que impulsan empresas y economías. Transforman el futuro de sus familias y hacen crecer a sus comunidades. Nada puede compararse con la fuerza de una mujer paraguaya.

¡Celebrémoslas a ellas y a todas aquellas mujeres que nos inspiran!

Celina Arrúa
Celina trabaja en Pollpar desde sus verdaderos inicios, hace 23 años. Su vecino era sereno de la planta, y fue él quien avisó a su familia que el frigorífico estaba por arrancar sus actividades, motivándola a presentarse para un puesto de trabajo allí. Luego de la entrevista, le dijeron “Vení el martes, 10 de octubre. Si tu nombre está en la pizarra, estás adentro.”.
Cuando eso, su hijo Raúl tenía solo 3 meses. Hoy, gracias al trabajo y dedicación que aplica en su día a día, Celina logró adquirir una casa propia, educar y criar a su hijo, quien hoy trabaja en Credi Fácil. Celina también avanzó en su carrera, y en el departamento de Insumos y Embalaje, todo producto debe pasar por sus manos, desde la faena hasta la entrega. “Todo lo debo a Pollpar” dice. “Gracias a mi esfuerzo, porque nunca me di por vencida, con ellos pude llegar a donde hoy estoy.”

Julia Arce
Julia se sumó a Pollpar desde muy jovencita, a los 22 años. Entró primero como Asistente de Compras, pasando luego a Contabilidad y Pagos, para terminar como encargada de Tesorería. Julia divide su tiempo entre su trabajo y su familia, particularmente su beba, Jimena. Ahora que su hija ya tiene 2 años, Julia piensa retomar sus estudios que había suspendido temporalmente cuando se hizo mamá. Sobre Pollpar, Julia sostiene: “En estos 10 años, me dio muchísimo. Me dieron la oportunidad de crecer laboral y personalmente.”

Ramona Ayala
Hace 16 años, Ramona empezó a trabajar en Pollpar como repositora de supermercado. Cuando se trasladó a la planta, fue para quedarse, ya que al ser vecina, era como estar en casa. Ramona comienza su día muy temprano, a las 4:00 AM, para limpiar los biberones de su nena y preparar el desayuno a su familia y poder así estar en su trabajo para las 5:15 AM. Apenas regresa a su casa por las tardes, aprovecha para pasar el tiempo con sus hijos, tomar tereré y preparar una rica cena casera. Los fines de semana, se dedica a descansar, merecidamente. “Yo debo mucho a Pollpar” cuenta Ramona. “Yo no tengo casi estudios, pero apostaron por mí, y gracias a ellos tengo mi casa y mi familia formada”.

Gertrudis Aranda

Gertrudis llegó al Departamento de Productos Industrializados de Pollpar hace 3 años, cuando vio un llamado en las redes sociales. Hace poco, se mudó a una casa propia en Limpio que pudo comprar gracias a su trabajo. Gertrudis se levanta a las 4:00 AM de lunes a viernes para tomar el colectivo que la trae al trabajo. Los fines de semana, aprovecha para compartir con la familia, turnándose con su esposo y su hija mayor para cocinar un riquísimo almuerzo y disfrutarlo juntos, incluyendo a sus 2 otros hijos. “Pollpar me dio todo”, afirma Gertrudis. “Gracias a mi trabajo, conseguí edificar mi casa. ¡Ya estoy por pagar todo mi préstamo!”

Petrona Agüero
Petrona trabaja como repositora de supermercados para Pollpar hace 13 años. Comenzó como ayudante, y hoy, como titular se encarga de recibir los productos, distribuirlos en los distintos puntos de venta, y de atender a los clientes de Pollos KZero. Sus días arrancan a las 4:15 AM. Abre su área en el súper a las 5:30, y cuando regresa a su casa, a las 3:00 de la tarde, ayuda a la menor de sus 3 hijas con sus tareas escolares. Por las noches, disfruta cocinando para su familia, porque como comenta con orgullo “siempre quieren comer algo de Mamá”. “Pollpar me ayudó a criar y hacer estudiar a mis hijas. Gracias a ellos, tengo una casita propia, que es muy importante para mí.”

#PollosKzero # Institucional